martes, 5 de octubre de 2010

“El amor en los jóvenes de hoy”


 Amar implica tiempo; tiempo que los jóvenes no están dispuestos a restarle a su individualidad e independencia ya que no les gusta tener responsabilidades y sentirse presionados por su pareja, pues hoy se preocupan más por sí mismos, no están interesados en tener una relación de años.

La gran mayoría se han convertido adictos al enamoramiento, porque se fijan mas en el aspecto físico que sentimental y cuando se acaba la magia de su relación comienzan a ver los defectos de su pareja y no los aceptan y esto lleva a que cambien de pareja constantemente, ya que se dan cuenta que no era lo que pensaban.

El amor es un concepto muy amplio que abarca varios temas:

-       Amor fraternal  (amor a los hermanos)
-       Amor materno  (amor al desvalido)
-       Amor erótico    (amor a la pareja)
-       Amor a Dios.
-       Amor a si mismo.

Los jóvenes, por su parte, ven este sentimiento como un ideal difícil de alcanzar, y el intento por lograrlo resulta una aventura grata que buscan repetir hasta que una desilusión llega y rompe sus expectativas.
Esto puede ser tan grave que en algunos casos ocasiona conflictos emocionales y los chicos caen en relaciones destructivas, y así se refugian en encuentros efímeros sin atreverse a pasar a la siguiente fase, la cual implica responsabilidad y compromiso.

Sin embargo, el amor ocupa un lugar importante en la vida de los jóvenes, aunque no saben diferenciar entre el enamorarse y amar, porque enamorarse es cuando uno ve a la persona con quien está sin defectos, perfecta y maravillosa, solo piensa en ella o él, todo el día uno anda de buen humor y nos sentimos felices y comenzamos amar cuando dejamos de estar enamorados, el amar es conocer a la otra persona con sus virtudes y defectos, eso lleva tiempo lo cual nos lleva aceptarlos.    

También, el contexto familiar es fundamental, pues en la mayoría de los casos no cuentan con una base sólida que les permita establecer una relación con suficiente madurez,  se puede dar en algunos casos que los jóvenes no reciben el amor de padre o madre y estos buscan refugio en su pareja y a  veces no es la correspondida, solo están con ella o él para refugiarse y encontrar afecto lo cual lo llevan a una confusión que se convierte en fracaso.

Para que una relación sea exitosa debe haber respeto, confianza, una buena comunicación, fidelidad, espacios para ambos, además de tener la posibilidad de compartir, no querer hacer todo juntos, pues la posesividad nos hace sentir encarcelados y cuando se pierde la libertad empiezan los sentimientos de enojo, reclamos, celos y rutina, esto nos condena al fracaso.

Estoy de acuerdo con lo que dice mi compañera “Jessica Sáez” el deseo físico que mucho lo confunden con la idea del amor que cuando se ama se desea físicamente”, ya que los jóvenes tienen un pensamiento erróneo del enamorarse, amar y la atracción física; por ejemplo si un joven esta bailando en una fiesta y a una chica le gusta como lo hace y si el chico tienen apariencia la joven lo desea físicamente, pero no por esto lo ama.

Durante la juventud creemos amar; pero solo aprendemos a conocer el enamoramiento hay pocos casos que llegan a conocer el amor verdadero, con respeto y responsabilidad en los jóvenes, ya que logramos tener el amor cuando dejamos de pensar en si mismo y comenzamos a ver por el otro; y decidimos seguir una vida completa con el ser amado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada